Páginas

jueves, 18 de febrero de 2010

CUIDADOS BÁSICOS rostro: HIDRATACIÓN


El segundo de los cuidados básicos es la hidratación, este paso se realiza evidentemente una vez la piel está completamente límpia y seca dos veces al dia, por la mañana y por la noche. Para una adecuada hidratación también debemos tener en cuenta nuestro tipo de piel ya que este es un factor fundamental, nuetra piel puede ser: seca, normal, mixta o grasa, y al mismo tiempo conocer si es sensible o no. Cuanto más seca necesitaremos una hidratante más cremosa y con más aceites nuetrientes, al contrario, cuanto más grasa deberemos escoger una hidratante sin aceites (oil-free) y con textura más ligera, tendiendo al gel-crema o gel; al mismo tiempo, si nuestra piel es sensible deberemos buscar un producto que no contenga agentes irritantes, nada de alcohol, nada de perfume y con agentes calmantes (los productos de las marcas especializadas para pieles sensibles como Avène contienen agua thermal, agente calmante e hidratante sin aceites).

La hidratación de la piel es un paso fundamental, nuestra piel está formada por un 90% de agua, es el mayor de nuetros órganos y el único que actua como barrera contra los agentes externos. Mantener una piel, hidratada y tonificada es fundamental, con el paso del tiempo ésta pierde cólageno (la fibra proteínica que dá firmeza a la piel), elastina(responsable de la elasticidad) y glicosaminoglicanos (retenedores de la humedad), el sol, el tabaco y el alcohol son varios de los agentes más agresivos e inmediatos que provocan su envejecimiento pero también la paulatina pérdida de agua y nuestra falta de cuidado.

Cuidado:

Una vez tenemos nuestro producto adecuado el proceso para su uso es muy simple,

1. Limpiar la piel (ver entrada de LIMPIEZA)

2. Secar la piel con cuidado, este paso es importante ya que no debemos agredir nuestra piel pero la debemos secar adecuadamente, si no nuestro producto hidratante no podrá penetrar adecuadamente.

3. Aplicar el producto hidratante con ligeros masajes circulares y ascendentes.

- para la aplicación mantén tus manos siempre limpias

- si el contenedor del producto que has elegido es una "tarrina"

usa una espátula cósmetica para coger la cantidad de producto

necesaria para tu aplicación, esto evitará la "contaminación"

del producto por completo con las posibles bacterias que

podamos tener en nuestras manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡ Muchas gracias por tu comentario !